Comparar listados

Nuestra historia: el inicio de un gran sueño

Nuestra historia: el inicio de un gran sueño

Los comienzos son todo un reto, pero también son gratificantes, y el inicio de Igsan es un claro ejemplo. Como gerente de esta empresa, estoy consciente de que las metas no se logran de la noche a la mañana, y que los resultados son el reflejo de tu pasión por lo que amas.

Aquí comenzó la aventura

Después de que naciera mi segundo hijo y terminara de trabajar en la empresa donde prestaba mis servicios, solo tenía dos objetivos en mente: disfrutar tiempo de calidad con mis hijos y dar el mayor esfuerzo para cumplir mis sueños. Nada más gratificante que lograr tus metas mientras ves crecer a las personitas que más amas en el mundo.

Conscientes de mi dedicación y constancia, me propusieron vender un condominio de casas.

La idea me pareció brillante: tendría flexibilidad de horario para atender a mis hijos y en realidad me interesaba desempeñarme en el ámbito inmobiliario. Dos pasiones que harían una perfecta combinación en mi vida.

Como desde el inicio mi aspiración era llegar lejos, más que un negocio esporádico, consideré que lo mejor era crear una empresa dedicada a la venta de propiedades. Inspirada por el cariño de mi familia y la emoción de este gran sueño, decidí que el nombre oficial de la marca sería Igsan, la combinación de nombres de mis hijos: Ignacio y Santiago. Sin duda, ellos eran mi mayor motivación.

Era el momento de crecer

Con la finalidad de impulsar este proyecto, decidí contratar a una persona para que me ayudará en la venta de los inmuebles. Lo que nos pareció interesante de este negocio es que podías entregar tu departamento como parte del pago para comprar la casa de tu interés.

Después de que vendimos todas las casas del condominio, también nos propusieron vender los departamentos que nuestros clientes habían entregado como forma de pago. En vista de que el negocio prosperaba cada vez más, con el paso de tiempo nos han llegado más departamentos para su venta.

Eliminando toda barrera

Como es de esperar, los obstáculos siempre se presentan para demostrarnos a nosotros mismos lo fuertes que somos. Mi mayor reto al inicio de la marca fue aprender todo lo relacionado con bienes raíces y el corretaje de propiedades, ya que antes de trabajar en esto, me enfocaba en el área de recursos humanos. ¡Dos sectores completamente diferentes!

La serie de cursos que he tomado, la orientación profesional de mis profesores y, por supuesto, las experiencias vividas, han sido la clave para adquirir los conocimientos que hoy poseo y ayudar a más personas a comprar la casa de sus sueños.

Lo más gratificante de este proyecto es contribuir a tu felicidad y la de los que amas. Porque me pongo en tu lugar y sé lo importante que es para ti hacer realidad uno de tus sueños más anhelados, comprar tu patrimonio. Por eso, en Igsan hacemos lo que esté en nuestras manos para que todo salga perfecto.